El péndulo en números

shutterstock_139874056

Valeria Arza[1] y Wendy Brau[2]

Argentina es un país inestable, sujeto a vaivenes políticos y económicos frecuentes. ¿Quién podría discrepar? Los sucesivos cambios de rumbos crean patrones de comportamiento que favorecen estrategias defensivas y de corto plazo y por ende alejadas de las decisiones de inversión productiva que se necesitan para crecer. Sin crecimiento económico cualquier gobierno pierde la confianza de la población y el cambio de rumbo se presenta como una renovación necesaria para mejorar las expectativas. El perro se muerde la cola: una historia  macroeconómica signada por la inestabilidad y el cambio genera sesgos de comportamiento que terminan amenazando la sostenibilidad de cada régimen de políticas. Así, para hacer política las “señales” pasan a ser tanto o más importantes que las medidas de política mismas.

Sigue leyendo “El péndulo en números”