¿Cómo quedó el tipo de cambio después del tsunami cambiario?

como-es-posible-que-suiza-se-encuentre-en-alerta-de-tsunami-2-655x368

Por Jorge Lucángeli *

¡Aullando entre relámpagos,
perdido en la tormenta
de mi noche interminable,
¡Dios! busco tu nombre…
No quiero que tu rayo
me enceguezca entre el horror,
porque preciso luz
para seguir…!
[1]

Entre principios de mayo y fines de junio de 2018 la cotización nominal del dólar subió un 40%, sorprendiendo a la mayoría de los funcionarios, operadores, consultores, comentaristas y opinadores, provocando un fuerte sacudón en la conducción económica que concluyó con la negociación de un acuerdo con el FMI. Hubo innumerables explicaciones acerca de las causas que provocaron la estampida, la mayoría poco convincentes. Claro que cierto atraso cambiario y el déficit de cuenta corriente tuvieron algo que ver. Pero durante agosto 2018 hubo otro remezón del tsunami: el viernes 31 de agosto el tipo de cambio cerró a $ 36,85 por dólar (BCRA), un 34,4% superior a la cotización de fin de julio.

Esta nota no pretende adentrarse en las causas del fenómeno; tiene un objetivo más modesto: se analiza si el tipo de cambio real tiene un nivel convincente. Como fuera realizado en oportunidades anteriores, recurriremos al Big Mac Index y a la base de datos de The Economist (que se actualiza en enero y julio de cada año) para la estimación de los desvíos del tipo de cambio respecto del de “paridad de poder de compra”.[2]  El Big Mac Index se fundamenta en la “teoría de la paridad del poder de compra” (PPP), según la cual, la relación de cambio entre dos divisas debería igualar la relación entre los valores expresados en las dos monedas de una canasta que contenga el mismo monto de un conjunto similar de bienes. Tratándose de bienes transables internacionalmente, la doctrina asume la vigencia de la ley de un solo precio”.

En el caso de Argentina, la estimación del índice la realizamos mediante el “combo cuarto libra con queso” ya el precio del Big Mac sigue sin actualizarse plenamente, por lo que las estimaciones de The Economist resultan muy sesgadas a un tipo de cambio muy devaluado. Este menú tiene su correlato con la cadena en EE.UU.: “Quarter Pounder with Cheese – Meal”.

El gráfico de más abajo fue construido con la información de 24 países de la base de datos del Big Mac Index. [3] Las estimaciones de julio de 2018 muestran que las divisas han sufrido una devaluación generalizada respecto del dólar estadounidense, incluida la argentina.

graf1

La revaluación del dólar afectó a todos los tipos de cambio como puede apreciarse en el gráfico. Solo dos países –Suiza y Suecia- tienen sus divisas sobrevaluadas respecto del dólar estadounidense, aunque en una proporción menor a la evidenciada en la estimación de enero de 2018. Curiosamente, Noruega tenía su divisa sobrevaluada, pero ahora aparece como subvaluada. Sucedió que el Big Mac bajó de precio y la corona se devaluó un 2%.

El resto de los países de la muestra tienen sus divisas subvaluadas, como fuera mencionado. 7 países tienen sus divisas menos subvaluadas que Argentina: Noruega, Canadá, la Eurozona, Dinamarca, Australia, Uruguay y Brasil. De esta lista, resultan relevantes  Brasil y la Eurozona ya que son importantes socios comerciales. Con Suiza, Suecia y EE.UU. son los países con los que Argentina tiene la divisa subvaluada.

Con otros 13 países, Argentina tiene su divisa relativamente sobrevaluada; esto es, están más subvaluadas respecto del dólar estadounidense que Argentina. En este caso, la sobrevaluación respecto de Japón, China, México e India resulta significativa. Con Japón es alrededor de 15 puntos, con China más de 20 puntos y con México e India supera los 30 puntos.

Las estimaciones de los desvíos de las divisas respecto del tipo de cambio de paridad corresponden, como fuera señalado, al mes de julio de 2018. En el caso de Argentina, el tipo de cambio considerado fue $ 28 por dólar estadounidense. Sin embargo, la cotización del dólar el 31 de agosto de 2018 rondó los $ 36,85. Ante este valor del dólar, ¿cuánto estaría subvaluada la divisa argentina?  El desvío sería de -40%. En valores absolutos, el desvío sería superior a Uruguay, Gran Bretaña, Nueva Zelanda, Colombia, Chile y Corea del Sur y Japón.

En esta nueva situación, solo Perú, China, Hungría, México, India, Sudáfrica y la Federación Rusa mantendrían sus tipos de cambio subvaluados respecto del argentino. Si se actualizara el tipo de cambio nominal de Brasil (u$s 1 = 4,13 Reales), el desvío de la divisa brasileña sería de –25,2% y el tipo de cambio argentino estaría subvaluado 15 puntos más que el brasileño. [4]

¿En qué situación está el tipo real de cambio actual de Argentina a lo largo del nuevo milenio? En el gráfico 2 se ha volcado la serie mensual (promedio) del tipo real de cambio pesos-dólar desde enero de 2000 hasta agosto 2018. Después del pico de junio de 2002, el tipo real de cambio siguió un sendero de apreciación cuyo punto mínimo se alcanzó en noviembre de 2015: en ese momento, el tipo real de cambio fue menos de la tercera parte del de junio de 2002. Ese sendero tuvo un desvío con la devaluación de enero de 2014. En ese momento, el tipo real de cambio entra en zona de turbulencia y exhibe una fuerte volatilidad.

Con la asunción del gobierno de Cambiemos, en febrero de 2016 se produce una nueva devaluación (20% respecto de diciembre 2015); pero, nuevamente, comienza a apreciarse hasta abril de 2017. Nótese que el valor real del dólar en abril de 2017 era similar al de diciembre de 2000. A partir de abril 2017 comienza a recuperarse y hay tres saltos significativos: en mayo (14%), junio (9,6%) y agosto de 2018 (6%). Sin embargo, la última semana de agosto se produce la fuerte devaluación del mes: 24% -promedio de la semana-respecto del promedio de julio, en términos nominales.

El tipo real de cambio promedio de agosto 2018 es equivalente al de enero 2010 y el precio internacional del poroto de soja también similar. Y la alícuota del derecho de exportación es prácticamente igual. Pero si se considera el valor del tipo de cambio del 31 de agosto de 2018 ($ 36,85 por dólar), el índice del tipo real de cambio (136,8) es el máximo desde agosto de 2007.

graf2

¿Qué conclusiones se pueden extraer de este recorrido por los vaivenes del tipo de cambio? En primer lugar, ya sea con un dólar a $28 o con un dólar a $36,85 ha habido una gran ganancia de competitividad. A pesar de que algunos puedan opinar que un tipo de cambio en alrededor de $40 implica “overshooting”, cabría esperar un tipo de cambio más cercano a $40 que a $28.

Con estos niveles de tipo real de cambio se justifica plenamente la utilización de los derechos de exportación como instrumento cambiario. Durante 2009, con un tipo real de cambio equivalente al de agosto 2018, los derechos de exportación fueron de 20% para los granos y 27,5% para los porotos de soja, amén de otra serie de bienes exportables.

Por último, una reflexión y recomendación. El tipo de cambio es una de las variables más determinantes del proceso económico, especialmente en la economía argentina. Sin embargo, debe ser uno de los instrumentos más maltratados de la política económica en la Argentina. Desde principios de 2013 hasta agosto 2018 el tipo real de cambio ha tenido una variabilidad destacada: atravesó meses de valores mínimos de los 2000´s y fuertes recuperaciones, como pueden ser febrero 2014, febrero 2016, agosto 2018. En el término de algo más de 4 años, se apreció un 20% en algo más de un año y medio; se depreció un 36% en tres meses; se volvió a apreciar un 20% en algo más de un año y luego volvió a depreciarse un 43% al cabo de un poco más de un año. Esta última devaluación ha sido bastante traumática, aunque sus consecuencias recién están aflorando.

Generalmente, los períodos de significativos procesos de revaluación del peso –atraso cambiario- concluyen con crisis cambiarias y ciclos recesivos. Resulta llamativo que luego de décadas de manifestarse este fenómeno cíclico los hacedores de política económica no hayan logrado combatirlo. No se está sosteniendo que las crisis sean consecuencia del atraso cambiario; se afirma que la revaluación del peso es un factor significativo en el desencadenante de las crisis.

* Director de la Maestría en Relaciones Económicas Internacionales de la FCE – UBA

[1] Tormenta, tango. Letra y música de Enrique Santos Discépolo, 1939, fragmento.

[2] https://alquimiaseconomicas.com/2017/08/28/cuanto-deberia-valer-el-dolar-en-argentina/

[3] The Economist ha dejado de publicar en su último informe los datos de los países europeos de la Eurozona. Solo publican el promedio de la Eurozona.

[4] La estimación del tipo de cambio de Brasil de The Economist para julio fue de 3,84 Reales por dólar.

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Cómo quedó el tipo de cambio después del tsunami cambiario?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s