Una guerra perdida (parte 3)

drogas y economia

Por Andrés López*

Quien se quedó con mi pedazo de torta?

En la última nota de esta novelita por entregas planteaba la cuestión de cómo se reparte la torta generada por el negocio del narcotráfico. Como seguramente ya se imaginan, se trata de otro caso de intercambio desigual, en donde los pobres se llevan la peor parte. Sigue leyendo “Una guerra perdida (parte 3)”

Una guerra perdida (parte 2)

droga-dinero-mariguana

Por Andrés López*

Un problema de tamaño

Como economista una de las primeras cosas que uno quiere saber cuando analiza el tema de las drogas es cuanto “pesa” esta industria¿Estamos hablando de fuerzas que pueden tener una incidencia masiva en la economía, o de algo relativamente marginal? Considerando la naturaleza ilegal del negocio, ya sospecharán que las respuestas a esta pregunta son todas tentativas e inciertas, con márgenes de error elevados, y sujetas además a especulaciones e intereses políticos. Asimismo, dependerán de a qué nivel estamos trabajando (global, nacional, regional) y también del tipo de impactos que uno quiera mirar (PBI, empleo, exportaciones) –incluso considerando que hay impactos indirectos muy poderosos, e.g. vía lavado de dinero-. Todo esto no sugiere que es inútil intentar ver qué dicen las (escasas) estimaciones conocidas, sino que hay que usarlas de manera prudente y con el propósito fundamental de entender dentro de qué márgenes más o menos podemos pensar que fluctúa la economía del narcotráfico.

Sigue leyendo “Una guerra perdida (parte 2)”

Una guerra perdida

droga-dinero-mariguana

Por Andrés López*

1) El lado oscuro gana por goleada

                                                                                     “¿A quién carajo estaba persiguiendo?”

En uno de los últimos episodios de la tercera temporada de la extraordinaria serie The Wire (ya los alenté a verla en otra entrada de este blog, no se van a arrepentir), el detective Mc Nulty, al revisar el departamento del recientemente asesinado capo narco Stringer Bell, descubre en su biblioteca un ejemplar de La Riqueza de las Naciones de Adam Smith. Ya la serie nos había mostrado cómo Bell pasa del tráfico en las calles a la búsqueda de ser un respetable hombre de negocios. En esa búsqueda se mete a lavar dinero vía la industria de la construcción, sólo para descubrir que tiene que lidiar con innumerables obstáculos burocráticos; para salvarlos, recurre a los oficios de un político corrupto que promete mover sus contactos a cambio de una suculenta coima, pero como en The Wire los delincuentes andan por todos lados y no está claro cuáles son más peligrosos, se trata de una simple estafa (el mensaje es: los políticos tienen menos códigos que los dealers).

Sigue leyendo “Una guerra perdida”